¿Os habéis parado a pensar qué ocurre cuando dentro de una pareja desaparece el contacto físico? No estoy hablando solo de las caricias en la cama o las que puedan ser más afectivo. Me refiero a que un día me doy cuenta que no existe ningún tipo de contacto físico con la persona a la que decimos amar.

Es muy llamativo cuando las parejas te señalan que se aman y después de un rato con ellas te das cuenta que no hay ninguna muestra de contacto físico. Y en muchos casos ni siquiera ellos mismos son conscientes de lo que está ocurriendo dentro de su relación.

Cuando nos enamoramos y después con el amor más sólido, nuestras manos se nos van hacia esa persona que está en nuestras vidas. De alguna manera buscamos el contacto: un beso, un abrazo, una caricia, un roce, unas cosquillas… se me ocurren infinitas formas de procurar el contacto. Si reflexionamos con nuestra vida, seguro que nos damos cuenta de esto que estoy diciendo. Es una sensación que no podemos evitar, necesitamos el contacto, sentirlo. Se produce una energía en el interior de nuestro cuerpo que nos impulsa hacia la persona a la que amamos.

Pero muy bien sin saber por qué exactamente, hay parejas que de manera progresiva van dejando de hacer estas muestras de afecto y cercanía. Podréis pensar que es porque aparecen los problemas entre ellos, pero en realidad he podido comprobar que no necesariamente.

Existen parejas que muestran una buena relación como amigos pero la parte que debería ser de pareja, no está, ha desaparecido. Casi sin darse cuenta se han olvidado de tocar a su compañero/a de camino. Las causas son múltiples   y variadas y la gran mayoría son de forma inconsciente. Tenemos en la mente una serie de creencias que hacen que vayamos abandonando determinadas actitudes y comportamientos a medida que avanza la relación y esta se va consolidando.

Quizás de las más comunes tienen que ver con “eso es solo al principio, después no hace falta”, “dar por sentado que la pareja va a estar a nuestro lado para siempre y porque sí”, o la que más he escuchado últimamente “la pasión se acaba y después quedar el cariño”. ¿Os suena alguna? ¿Conocéis otras creencias y/o pensamientos que puedan generar esta situación dentro de las parejas?

Os animo a reflexionar cuál es vuestro comportamiento con respecto al contacto físico dentro de las relaciones sentimentales. ¿Qué es lo que hacéis vosotros? ¿Qué está haciendo vuestra pareja? Si os gusta el resultado si no.

El contacto físico es fundamental para la vida y más dentro de la relación de amor.

Tocaros todo lo que podáis. Sentir la piel, el olor, la vibración, el corazón.

Sentir, se trata de sentir en todo momento.

-Ruth Fernández-

Desde Caricias y Besos nos gustaría acompañarte en ese camino de autoconocimiento y crecimiento personal dotándote de todos los recursos necesarios para que puedas alcanzar una vida plena y feliz. Y de este modo la puedas llenar de pasión.

Si deseas encontrar pareja, aumentar la pasión con ella y mejorar tus relaciones, pincha en Caricias y Besos, y dale a “Me Gusta”.

www.facebook.com/relacionesdepareja/

 

Visita nuestra web:

 

www.cariciasybesos.com

 

Allí encontrarás más artículos e información.