Dentro de una relación de pareja, el primer elemento básico es la comunicación entre ellos. No sólo fuera de la cama. Dentro también es imprescindible. Es muy importante que sepamos qué tipo de caricias le gustan al otro, cómo le gusta obtener placer, qué es lo que le da más placer a la hora de tener sexo, dónde están los límites, para qué prácticas está preparado y para cuáles no… Y así un sinfín de cosas que a priori desconocemos el uno del otro. Hablar de ello ayuda a establecer un vínculo más sano donde los dos podréis saber qué hacer y qué no hacer para despertar el deseo sexual de vuestra pareja.

Claro, que la comunicación no lo es todo. Por mucho que tú sepas que a tu pareja le encanta que te pongas ese pijama de leopardo, si no te lo pones, no lograrás tu objetivo. Para ello la acción es fundamental.

Muchas veces, nos quedamos ahí quietos esperando a que la otra persona se ponga, diga o haga aquello que tanto despierta nuestro deseo sexual. ¿Por qué esperar a que sea tu pareja la que tome la iniciativa? ¿Por qué no la tomas tú? Las relaciones sexuales son responsabilidad de los dos al 51%. Sí, has leído bien, 51%. Es un 50 + 1 donde en ningún momento podemos echar las culpas fuera. Tú también cuentas. Por eso te pregunto, ¿dónde estás tú? ¿Qué estás haciendo al respecto?

Muchas veces echamos las culpas al de enfrente cuando, en verdad, somos nosotros mismos quienes nos estamos impidiendo tener una vida sexual plena. El otro es un simple reflejo de nosotros y de nuestro verdadero interior.

Por eso te digo, lánzate. Sé tú quien tome la iniciativa. Adelante, tú puedes.

Otro factor importante para que vuestras relaciones sexuales sean satisfactorias es la variedad. Aquí ya lo hemos comentado en nuestros artículos más de una vez. La monotonía a la hora de mantener relaciones sexuales con nuestra pareja es el mejor camino para hacer que vuestra pasión se apague. Por lo que insisto, es básico que juguéis con vuestra imaginación. Dejadla volar y jugar. Jugar sin parar “hasta el infinito y más allá” que diría Buzz Lightyear.

Papeles con los que divertiros con vuestra pareja y llegar al más allá hay infinitos: el camarero y la clienta, la profesora exigente y el alumno poco trabajador, el cocinero o cocinera despistado que prepara los mejores manjares sobre tu cuerpo…

Es más, la cama no es el único sitio donde practicar sexo con tu pareja. El resto de la casa también existe. ¿Qué tal en el salón haciéndole un estriptis o en la cocina mientras guisas sin nada debajo del mandil?

Todo depende de ti y de tu picardía. Recuerda, eres el 51% responsable de lo que pasa en vuestra relación sexual. Aquí te he dejado algunas picardías. Hazlas tuyas. Transfórmalas todo lo que te apetezca. La finalidad es que tomes el timón y no dejes en tu pareja toda la responsabilidad de la pasión. Esto es un juego de dos.

¡Carpe diem!

-Sara Estébanez-

Desde Caricias y Besos nos gustaría acompañarte en ese camino de autoconocimiento y crecimiento personal dotándote de todos los recursos necesarios para que puedas alcanzar una vida plena y feliz. Y de este modo la puedas llenar de pasión.

Si deseas encontrar pareja, aumentar la pasión con ella y mejorar tus relaciones date de alta en nuestro blog. En él encontrarás más artículos e información. Y, si quieres, puedes seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter.

www.facebook.com/relacionesdepareja/

Si te ha gustado el post puedes descargarte gratis ahora nuestro Ebook “Sensaciones en la Piel”:

Descárgate Gratis el Ebook "Sensaciones en la Piel"

Descubre como potenciar tu 2ª Chakra para disfrutar plenamente de tu sexualidad