Seguro que hay muchas chicas que en algún momento de su vida a nivel sexual se han planteado si las relaciones sexuales pueden ser dolorosas. Sobre todo al principio de empezar con la vida sexual, cuando empiezan a surgir las dudas, las preguntas y los interrogantes de cómo son realmente las relaciones sexuales.

En el artículo de hoy vamos a dejar a parte todas aquellas situaciones que tienen que ver con la dispareunia (dolor en la relación coital) y el vaginismo (imposibilidad de penetración) y que son consecuencia de traumatismos anteriores y que evidentemente pueden generar dolor en las relaciones coitales. Esto lo veremos en otro momento.

Vamos a dedicarnos a esas dudas/miedos/mitos sobre la sexualidad que desde el desconocimiento, de cómo es el coito, puede generar una imaginación que vuela y nos puede llevar a pensar que si duele.

Las primeras relaciones coitales pueden ser algo complicadas pero normalmente tienen que ver con los nervios de la primera vez. La excitación no es siempre suficiente, vamos con prisas, el entorno en el que se da por regla general no es el más adecuado. Esto suele provocar en las chicas que haya nervios, dudas y algo de desconcierto. Las sensaciones que tenemos generan que no estemos relajadas y por tanto, la entrada vaginal y la vagina (que es un músculo) se tensan y puede dificultar la penetración. Produciéndose de esta forma un roce un poco más fuerte de lo normal y causando una desagradable sensación de dolor y/o molestia, que evidentemente no es placentero.

Para evitar este tipo de molestias, que en algunos casos pueden ser de mayor intensidad, lo mejor es que esas primeras relaciones coitales sean en entornos de tranquilidad. Que nadie pueda molestarnos, que estemos lo suficientemente excitadas y centradas en lo que está pasando.

También puede ayudar y muy recomendable llevar con nosotras un lubricante. Si es con base de agua mejor. Aprender a responsabilizarse de la sexualidad y el placer tiene que ver con esto. Conocer nuestro cuerpo, saber si pasamos por un momento donde la sequedad vaginal es mayor (cuestión de hormonas) y si estamos preparadas o no para ello, es fundamental para disfrutar.

Las dificultades en las relaciones coitales también pueden llegar después de un tiempo de inactividad sexual y/o con un cambio de pareja. Lo más importante es la tranquilidad. Disfruta. Conecta contigo y con el otro/a.

Juega. Jugando todo es siempre más sencillo.

-Ruth Fernández-

Desde Caricias y Besos nos gustaría acompañarte en ese camino de autoconocimiento y crecimiento personal dotándote de todos los recursos necesarios para que puedas alcanzar una vida plena y feliz. Y de este modo la puedas llenar de pasión.

Si deseas encontrar pareja, aumentar la pasión con ella y mejorar tus relaciones, pincha en Caricias y Besos, y dale a “Me Gusta”.

www.facebook.com/relacionesdepareja/

Y date de alta en nuestra web:

www.cariciasybesos.com

Tendrás un montón de cosas exclusivas para nuestros suscriptores.