Estar embarazada es maravilloso. Sólo pensar que dentro de ti se está formando un diminuto Ser al que tú estás dando vida es una de las mejores experiencias que se puede tener como mujer. Sobre todo, si es deseado o lo tienes con una pareja a la que amas. Eso sería lo idílico para todas nosotras.

De hecho, normalmente, son fruto del amor entre dos personas.

Además, este amor que siento por mi pareja ha crecido aún más si cabe. Saber que dentro de mí llevo al que será nuestro hijo, ya sé que va a ser niño, es increíble. De hecho, sólo estar aquí contándotelo hace que las lágrimas broten de mis ojos.

Nuestras muestras de amor y afecto son cada vez mayores. Y nuestro deseo sexual es incluso mayor que el que teníamos antes de quedarnos embarazados. ¡Ha crecido! Cosa que me sorprende mucho. Pero así es.

Claro, que según va creciéndome la tripa, el mantener relaciones sexuales con penetración con mi pareja son cada vez más complicadas. Esto ha hecho que se lo haya comentado a mi ginecóloga. Me ha dicho que es normal, pero me ha dado una solución.

Existe una postura sexual en la que el peso del niño y de mi tripa no impiden, ni dificultan de ningún modo el que podamos mantener relaciones sexuales. De hecho, anoche ya la probamos. ¡Y nos encantó! Por eso estoy aquí escribiéndote para compartir contigo mi experiencia. Por si te puede ayudar. Es apta para todo tipo de parejas. No hace falta que estés embarazada, pero si lo estás, esta postura es la más recomendable.

Te cuento.

Tú te tumbas en la cama de lado y haces como si te acurrucases. Acercas tus piernas a tu tripa. Claro, que si estás de muchos meses, el movimiento no podrá ser muy extenso. Pero al hacer este gesto, dejas libre tus nalgas y tu sexo. Esto ayuda tu pareja a tener acceso a tu vagina. Te podrá penetrar fácilmente y vuestro placer será infinito.

Al principio, nos costó un poco adaptarnos a la nueva postura. Pero, después, le cogimos el puntillo y pudimos disfrutar enormemente con ella. La verdad, te sugiero que la pruebes.

Además, con esta postura el feto está libre de cualquier daño que se le pueda hacer o peligro. Es totalmente seguro para él. Me lo dijo mi doctora. Es que, de hecho, si no fuese así, ni lo habría intentado. Ante todo, proteger al hijo que llevo dentro.

Ahh… bueno, se me olvidaba. La postura sexual de la que te hablo se lama “La cucharita”. Espero que la pruebes y la disfrutes tanto como hicimos nosotros anoche.

¿La has probado? ¿Te gustaría compartir con toda nuestra comunidad tu experiencia? Adelante. Siéntete libre de hacerlo. Te esperamos con los brazos abiertos.

-Sara Estébanez-

Desde Caricias y Besos nos gustaría acompañarte en ese camino de autoconocimiento y crecimiento personal dotándote de todos los recursos necesarios para que puedas alcanzar una vida plena y feliz. Y de este modo la puedas llenar de pasión.

Si deseas encontrar pareja, aumentar la pasión con ella y mejorar tus relaciones síguenos en Facebook, Twiter e Instagram.

www.facebook.com/relacionesdepareja/

Si te ha gustado el post puedes descargarte gratis ahora nuestro Ebook “Sensaciones en la Piel”:

Descárgate Gratis el Ebook "Sensaciones en la Piel"

Descubre como potenciar tu 2ª Chakra para disfrutar plenamente de tu sexualidad