…Continuación de “Un viaje en tándem”… (http://www.cariciasybesos.com/un-viaje-en-tandem/)

¿Te acuerdas de lo que tratamos en el anterior artículo sobre las ruedas del tándem? Cuando formamos una relación de pareja, las ruedas en las que se asientan nuestra relación y dirigen nuestro camino no son totalmente redondas. Están desequilibradas y pueden hacernos perder el equilibrio a nosotros y a nuestra relación.

Afortunadamente, el equilibrio se puede recuperar. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Sigue leyendo.

En el anterior artículo os proponía que representaseis las ruedas del tándem de vuestra relación con los aspectos que consideráis fundamentales dentro de una relación de pareja. De vuestra relación de pareja, no de la de otra. ¿Por qué? Porque es la base sobre la que se asienta vuestra relación. Son vuestros pilares. Los vuestros propios y los de nadie más.

Una vez que ya tuvisteis claro cuáles eran  los aspectos fundamentales dentro de vuestra relación, os propuse que los puntuaseis de 0 a 10 para que tomaseis conciencia de cómo se encontraba ésta. Pero, ¿qué fue lo que determinó que le pusieseis esa puntuación y no otra? ¿Cuál fue el factor determinante?

Cada pilar tiene sus propios puntos básicos y fundamentales sobre los que este se asienta. Sin ellos, dicho pilar se caería. De hecho, el que hayáis puesto una puntuación u otra viene determinado por la cantidad de puntos básicos que en él se encuentren. Esto dicho así, a lo mejor es un poco complicado de ver. Seguro que con un ejemplo es más sencillo. Veámoslo.

Pongamos que habéis puesto el sexo como uno de los pilares de vuestra relación. En él hay unos puntos básicos que deberían estar sí o sí. Estos dependen mucho de cada pareja. Aquí pongo unos cuantos posibles para que os hagáis una idea: respeto, igualdad, privacidad y salud. Estos son los aspectos necesarios para que haya una buena relación sexual. Son los que han determinado vuestra puntuación dentro del pilar del Sexo.

Después, a parte de los aspectos necesarios, los que deberían estar sí o sí, están los elementos motivadores. Son otras cualidades que, aunque no es requisito imprescindible que estén dentro de vuestras relaciones sexuales, les hacen un gran aporte y la enriquecen. Ejemplos de elementos motivadores tenemos unos cuantos: complicidad, variedad, juego, diversión, duración, cantidad, calidad… Estos son unos pocos posibles. Vosotros elegís los que más os gusten.

Estos elementos motivadores, no son requisito imprescindible para vosotros para que vuestra relación sexual sea satisfactoria, pero la enriquecen. Incluso, hacen que vuestros pilares se fortalezcan. Y por qué no, si tanto le aportan, a lo mejor puede llegar el momento en el que un elemento motivador se convierta en un pilar. ¿Cómo? Un ejemplo vale más que mil palabras.

A lo mejor, al principio, tener una rutina en lo que es la cama es importante para vosotros y es un pilar básico y fundamental. Pero, de repente un día, por probar, por investigar o porque lo habéis visto en alguna película, un libro u os lo han contado, se os ocurre cambiar algo de vuestro “protocolo” inicial. Ha habido variación y con ello habéis disfrutado más y os lo habéis pasado mejor. ¿Qué pasa? Que ese elemento necesario inicial, “Rutina”, se ha visto modificado y ahora, de vez en cuando, introducís alguna variante. Y si llegáis a ver con esas nuevas variantes algo que os aporte más que la rutina, el elemento necesario de la “Rutina” desaparecerá y se pondrá en su lugar el de “variedad”. Y lo que antes era un elemento motivador, la variedad, ahora se ha convertido en un elemento necesario.

En definitiva, los elementos necesarios que sustentan vuestra relación pueden variar, no son permanentes in secula seculorum.

Por eso, desde Caricias y Besos, siempre os invitamos a que probéis y juguéis con vuestra pareja. ¿Por qué? Porque a lo mejor descubrís algo nuevo que puede enriquecer vuestra relación y crear unos grandes pilares sobre los que asentar todo.

Ahora que ya sabéis todo esto con lo que hemos visto con el ejemplo de vuestra relación sexual, os invito a que hagáis ese mismo análisis con cada uno de los ocho pilares que decidisteis que eran sobre los que está asentada vuestra relación. Sentaos los dos juntos y analizad uno por uno cuáles son los elementos necesarios y cuáles los motivadores dentro de cada uno de vuestros pilares.

De este modo las ruedas de vuestro tándem estarán más equilibradas y vuestro viaje juntos será más cómodo y se verá enriquecido.

-Sara Estébanez-

Desde Caricias y Besos nos gustaría acompañarte en ese camino de autoconocimiento y crecimiento personal dotándote de todos los recursos necesarios para que puedas alcanzar una vida plena y feliz. Y de este modo la puedas llenar de pasión.

Si deseas encontrar pareja, aumentar la pasión con ella y mejorar tus relaciones date de alta en nuestro blog. En él encontrarás más artículos e información. Y, si quieres, puedes seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter.

www.facebook.com/relacionesdepareja/

Si te ha gustado el post puedes descargarte gratis ahora nuestro Ebook “Sensaciones en la Piel”: